La Hormona de Crecimiento Humana (HCH) ó somatotropina es la hormona más abundante secretada por la glándula pituitaria en el cerebro.

La HCH estimula y regula el crecimiento humano, es la hormona de la eterna juventud y es a través de su estimulación la vía más efectiva de enlentecer y revertir el proceso de envejecimiento además de:

– Incrementar la energía y la claridad mental
– Incrementar la masa muscular
– Construir musculo y tejido óseo
– Disminuir la grasa corporal y peso sin dieta
– Fortalecer la función del sistema inmunológico
– Mejorar los patrones de sueño
– Mejorar la apariencia física
– Aumentar la suavidad y flexibilidad de la piel
– Mejorar la función visual
– Reducir la ansiedad
– Reducir la presión arterial

Altos niveles de energía y buen sentido del humor están relacionados con adecuados niveles de HCH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *