La alopecia es una pérdida excesiva de pelo en la que pueden llegar a caerse más de 120 cabellos al día, y revela un visible debilitamiento del cabello, incluso una calvicie evidente.

 

La caída del cabello puede aparecer tanto en hombres como en mujeres y puede tener diferentes causas. En la mayoría de los casos, se trata de una predisposición genética, que hace que los folículos capilares reaccionen de forma más sensible a las hormonas sexuales.

 

Todas las personas perdemos al día de 50 a 100 cabellos de forma natural. Una pérdida superior a 120 cabellos cada día, no obstante, puede considerarse un principio de alopecia.

 

La llamada alopecia androgénica (alopecia genéticamente heredada) afecta a uno de cada dos hombres a lo largo de su vida. La pérdida de cabello puede ser leve o afectar a toda la cabeza. La alopecia androgénica también es la forma más común de alopecia entre las mujeres.

 

Se estima que la padece una de cada cinco mujeres. No obstante, en las mujeres la alopecia determinada genéticamente tiene unos síntomas diferentes: el cabello se pierde de forma difusa, no tan localizada como en el caso de los hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *